• Karen Ness

La Ley

Actualizado: 23 jun 2021


 

Ley – el mínimo de reglas necesarias para interactuar libremente; las únicas para las cuales se puede moralmente justificar el uso de la fuerza.


libertad – ausencia de coacción y engaño.


libre – no sujeto a la coacción o al engaño.


propiedad – consenso general respecto a lo que es propio; lo que uno posee por ser; lo que uno ha adquirido sin coacción ni engaño.


contrato – un acuerdo explícito escrito o verbal que define los derechos y obligaciones de contratantes libres.


derecho – lo que se le debe a uno en un contrato.


obligación – lo que uno debe en un contrato.


diligencia debida – el cuidado que un individuo responsable ejercita para evitar daño, peligro, u obligaciones inequitativas o involuntarias.


Teoría del Derecho – teoría, serie de hipótesis, acerca de lo que es Ley.


diligencia debida – el cuidado que un individuo responsable ejercita para evitar daño, peligro, obligaciones inequitativas o involuntarias, o creencias falsas.


responsabilidad legal – la comprensión de la Ley que hace a una persona sujeta al castigo por violarla.


reparación – restablecimiento, compensar una desventaja causada por daño o pérdida.


equidad – equilibrio; ninguna ventaja adquirida en una negociación o concedida en perjuicio de una de las partes en una reparación.


Justicia – hacer valer la Ley de manera imparcial y equitativa.

 

CONTEXTO PARA LOS TERMINOS


La Ley es el mínimo de la Moral, lo necesario para tener sociedad. Hace valer la prohibición de las patología sociales más peligrosas con la fuerza. La Ley, en general, ordena el respeto a la libertad, la propiedad, los contratos, y la compensación equitativa por daños.


La Ley exige respeto a la libertad, que es la ausencia de coacción y engaño. La coacción es la amenaza o el uso de la fuerza para hacerle mal a alguien. El asesinato, el robo a mano armada, la extorsión, el plagio son algunas de las maneras en que la coacción se manifiesta. El fraude, el hurto, falsificación de cheques son ejemplos de engaño.


La Ley también exige el respeto por la propiedad contra la deslealtad, la coacción y el engaño, en los contratos, con sus derechos y obligaciones, y en la compensación equitativa por pérdidas o daños. Pero, sin fuerza, la Ley es inútil; no puede haber Justicia. Sin Justicia, la gente que no es moral hará lo que se les plazca con quienes son más débiles o ignorantes.


La Ley protege la sociedad, pero la Sociedad es la que le da fuerza la Ley.

 

Fotografía: Hunefer - http://www.britishmuseum.org/explore/highlights/highlight_objects/aes/p/page_from_the_book_of_the_dead.aspx, https://www.webcitation.org/63ZdUemZU, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=79229218

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo